SIMEÓN SÁIZ Imprimir


"Victima de ataque a un autobús en el puente de Luzane en la carretera entre Prdujevo y Pristina", 2000.
Oleo sobre lienzo. 76,6 x 124 cms.


"Zanja en Racak, sábado 16 de enero de 1999 ", 2001.
Oleo sobre lienzo. 126 x 204 cms.

 

 

 

 

"J´EST UN JE" ( FIN? ).
Exposición individual en la Galería Fúcares de Madrid.
Inauguración: 8 de enero de 2004. Hasta el 7 de Febrero.

Espero que el espectador haya comprendido que el "fin" anunciado (aun interrogativamente) de la serie "J'est un je" en la tarjeta de la exposición es meramente retórico. La serie no acabará hasta que no acaben las imágenes de archivo que conservo sobre las guerras de los Balcanes. Sin embargo considerar el fin de la serie de cuadros no deja de ser pertinente.

¿Tiene algún interés pintar sobre unos acontecimientos que parecen sepultados ya en el fondo de la memoria colectiva? Nuestros políticos hablan de ellos como si el hecho de que ocurriesen en el siglo pasado impidiese que nos separen de ellos apenas unos años y que sus efectos estén aun pendientes de juicio, por la historia no menos que por la justicia.

Y la prensa habla de los jóvenes que habitan los Balcanes como hastiados por tanto discurso sobre la guerra y más interesados en sus propios asuntos que en recordar.

¿Qué sentido tiene pues, aquí en España, seguir pintando sobre algo que sus gentes estarán aún menos inclinados a recordar?

Pues ahora tiene más sentido que nunca. No solamente porque los tiempos de guerra que vivimos hacen plenamente actual el sentido de la oposición a la violencia que genera el desprecio del otro (nacionalismos, imperialismos, fanatismos.) sino porque conforme pasa la presión de la atención pública sobre un evento, más susceptible se hace de ser retirado hacia la mirada lenta de la pintura. El pintor puede devolver a una contemplación calmada unas imágenes concretas limpias de las ideologías con que tan farragosamente aparecen cargadas en los momentos de urgencia. Nadie puede aducir ahora que la pintura pretenda competir con los medios de comunicación de masas. Ni nadie puede evitar que la pintura represente la realidad.

Las obras que conforman esta exposición son el trabajo completo de los últimos cuatro años (falta un cuadro grande) y acentúan el proceso formal iniciado ya en la anterior exposición en esta galería: el cuadro se acerca con más precisión a la imagen televisiva, al pixel y a las deformaciones que produce. Una pintura lenta, un distanciamiento del pintor que la ejecuta. Recursos estos que permiten al pintor seguir pintando imágenes tan terribles y además incrementan la intensidad emocional del resultado. Sin renunciar a las cualidades propias de la pintura tradicional: la manualidad, la belleza, pero sin imitar sus gestos y estilo.

La exposición incluye también una carpeta de grabados con 24 planchas, estampadas en el 2002, pero que fueron grabadas al comienzo de la serie, cuando aún no estaba definida la forma que iban a tomar las imágenes.

Simeón Sáiz Ruiz.


S/T, 2002.
Aguafuerte. 70 x 50 cms. Edición 33.


S/T, 2002.
Aguafuerte. 70 x 50 cms. Edición 33.


S/T, 2002.
Aguafuerte. 70 x 50 cms. Edición 33.


S/T, 2002.
Aguafuerte. 70 x 50 cms. Edición 33.