JORGE PERIANES
Imprimir


S/T, 2005. Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico. 30,5 x 20 x 21 cms.


S/T, 2005. Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico. 30,5 x 20 x 21 cms.


S/T, 2005. Vidrio, madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico. 28 x 11 x 11 cms.

Exposición individual en el ESPACIO de PROYECTOS.
Inauguración: 16 de marzo de 2006. Hasta el 22 de abril.

La Galería Fúcares presenta en su Saladeproyectos una exposición individual del artista Jorge Perianes (Ourense , 1974)

Texto autógrafo.

Ambigüedad es la palabra que se puede desprender de una primera visualización de mi obra. La unión de contrarios enfrentados, figuras atrayentes en actos dudosos: ¿son seres atrapados o están disfrutando?, ¿se ocultan siniestramente o juegan con el espectador?, ¿son coherentes sus comportamientos?, ¿son reales o muñecos inofensivos?... Hieratismo, melancolía y nihilismo expelen las figuras. Mezcla de imágenes aparentemente ingenuas e infantiles con situaciones dudosas de ligera crueldad o juego. Crítica sutil a lo real por incompleto y fragmentado. Ironía ante la vida pero nunca cinismo. El animal como metáfora y la fragmentación, o parcial desaparición, como nostalgia de unidad. Simbología, fabulación, nostalgia y en último modo esperanza.

Últimamente me he centrado más en piezas escultóricas por su carácter presencial y por las repercusiones que esto tiene en la contemporaneidad. La escultura no representa, crea una entidad nueva, anima el objeto, tiene alma y puede ser manipulable; “Está viva pero no es una amenaza” nos decía Gombrich, además en ella se puede ensayar aún la exploración de las formas. Resulta pues, para mí, un medio perfecto para un juego de atracción-repulsión que busca provocar en el espectador un vértigo táctil y un acercamiento confiado a una obra que esconde también tragedia (siempre detrás de toda belleza), melancolía y desengaño. Obra, por tanto, elegíaca, sutilmente inquietante, de afán catalogador, visual (pictórica), meticulosa e irónica.

La exposición que he preparado para la sala de proyectos de la galería Fúcares consta de tres instalaciones diferenciadas que integran mis piezas (esculturas-objeto) en un escenario preparado y ajustado al espacio de la galería. Mi obra, profundamente simbólica y metafórica, parte de una reflexión continua sobre el concepto hombre (curiosamente siempre ausente en mis obras). De esto nos habla el bosque recreado y sus casetas de pájaro inhabitables, y también la instalación de múltiples trozos de carne y el pájaro encadenado que los observa. Reviso el concepto de bodegón a través de una serie de piezas pequeñas alineadas en una de las paredes de la sala: microrelatos que narran mitos y problemas existenciales en (supuesta) clave menor. Metáforas, pues, del deseo, pero no del real sino del deseo impuesto, que resulta anacrónico y no corresponde con la esencia del ser. Frustraciones, crueldades, dislocaciones y ambigüedades extrañas nacen de esta situación impuesta. La fábula y el mito operando como transmisores de conceptos. Los pájaros no pueden habitar sus bellas casitas debido a la extraña crueldad de un creador que ha olvidado o ha omitido voluntariamente la construcción de una entrada, un fondo, etc...

La ambigüedad y la inseguridad son también los dos conceptos principales que surgen de la observación de estas piezas. Se produce en el espectador una sensación doble: aparece lo inquietante, quizás se puede llegar a hablar incluso de la categoría de lo siniestro. Lo común, lo ordinario, se vuelve confuso; la multiplicidad desmedida nos acerca al terror y a lo extraño, algo que sucede y escapa a nuestra comprensión sin saber bien el motivo. Un sutil cambio crea el caos, reflejo de la fragilidad humana. La amabilidad esconde lo terrible (al igual que la belleza, como apuntaba Rilke).

Se perciben, además, otros planteamientos recurrentes en mi obra como son la metáfora, la ironía, la alienación, etc., pero ante todo nos hallamos con la fábula; de la imposibilidad actual de narrar a través del discurso directo humano, al hallarse en crisis su identidad y credibilidad, nace la necesidad y el imperativo de la fabulación. El animal nos introduce de manera más graciosa y aparentemente distante en el concepto, parece que nos afecta menos; es un cuento…, el problema se acepta sin censuras. Es un recurso antiguo de probaday necesaria eficacia. Es un discurso narrado al hombre-niño actual.

Jorge Perianes.


S/T, 2005.
Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
30 x 20 x 12 cms.


S/T, 2005.
Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
36,5 x 45 x 15,5 cms.


S/T, 2005.
Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
30,5 x 20 x 21 cms.


S/T, 2005.
Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
30,5 x 20 x 21 cms.


S/T, 2005.
Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
30 x 21 x 21 cms.


S/T, 2005.
Vidrio, madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
18 x 12 x 12 cms.


S/T, 2005.
Vidrio, porcelana, madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico. 14 x 19 x 19 cms.


S/T, 2005.
Vidrio, porcelana, madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico. 14 x 19 x 19 cms.


Vista de la exposición


Vista de la exposición


Vista de la exposición


S/T, 2005.
Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
173 x 30 x 43 cms.


S/T, 2005.
Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
30 x 20 x 12 cms.


S/T, 2005.
Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
30,5 x 20 x 21 cms.


S/T, 2005.
Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
30,5 x 20 x 21 cms.


S/T, 2005.
Madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico.
39 x 19 x 19 cms.


S/T, 2005.
Vidrio, porcelana, madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico. 14 x 19 x 19 cms.


S/T, 2005.
Vidrio, porcelana, madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico. 14 x 19 x 19 cms.


S/T, 2005.
Vidrio, porcelana, madera, pasta de madera, fimo, pintura acrílica y esmalte acrílico. 19 x 15 x 15 cms.


Vista de la exposición


Vista de la exposición


Vista de la exposición