MANEL MARGALEF
Imprimir


"OBJETOS DOMESTICOS", 2005.
Fotografía digital. 100 x 200 cms.


"OBJETOS DOMESTICOS II", 2005.
Fotografía digital. 104 x 94 cms.


"OBJETOS DOMESTICOS III", 2005.
Fotografía digital. 104 x 94 cms .

Exposición individual en la Galería Fúcares de Almagro.
Inauguración: 14 de enero de 2006. Hasta el 4 de marzo.

La Galería Fúcares presenta la segunda exposición individual en su espacio de Almagro, del artista Manel Margalef (Amposta, 1963).

Objetos Domésticos.

“Subrayar patética o fanáticamente el lado enigmático, no nos hace avanzar. Más bien penetramos el misterio sólo en el grado en que lo reencontramos en lo cotidiano por virtud de una óptica dialéctica que percibe lo cotidiano como impenetrable y lo impenetrable como cotidiano.” (1)
Walter Benjamín.

El papel fundamental del objeto es tomar el papel de mediador entre el hombre y el mundo, es la prolongación de la experiencia humana, su condicionante cultural. La promoción de aquello vivido se genera sobre las bases objetuales de nuestro mundo fenomenológico inscrito dentro de la vida cotidiana.

Los objetos son bienes, que se convierten en sujetos de deseos con una función de portadores de signos y exponentes sociales, con la oposición entre lo privado y público, entre aquello artificial y natural. (2)

Los límites del mundo domesticado se organizan en base a nuestras pertenencias, decía Nietzsche que solo podemos comprender un universo conformado por nosotros mismos.Necesitamos un dominio sobre nuestro exterior, sobre los objetos que nos rodean, que en ocasiones anulan y participan del lastre de una existencia anclada en la aceptación y el sedentarismo.

En esta civilización occidental que se sustenta sobre la cultura de los objetos, se puede observar no sin curiosidad que los objetos cotidianos de nuestro entorno comprados, usados, desechados cumplen la misma función de comunicación que los diarios, las reproducciones del museo imaginario o los conciertos radiofónicos. (3)

Todos los mensajes de nuestro entramado social se pueden reflejar en la estética y vida del objeto, el dominio del medio tecnológico, la originalidad artística, la alienación consumista.

El objeto artístico tiene todavía una impronta más personalizada, apartado del mimetismo y reacciones del objeto corriente es portador de mensajes simbólicos. El objeto artístico no solamente confiere un diálogo de formas sino que genera un mensaje, un discurso abierto entre el creador y el colectivo.

Ese objeto basado en el artificio de la cultura, alejado de todo aquello natural que no represente un esfuerzo intelectual por definirlo se desplaza del mero elemento de conjunto y desencadena una semánticadel lenguajey al mismo tiempo una semántica estética.

El objeto, la pieza artística se reencarnaen connotación para atrincherar en un segundo plano el sentido utilitario. Los mecanismos psicológicos del individuo contemporáneo ya estudiados por Hegel y Marx en los textos acerca de la alienación nos plantean las tres vías por las cuales dicho individuo está atado al objeto: por su propio deseo, por su propio placer y en último lugar por su propio pesar.

El proyecto artístico llevado a cabo se entronca en este último mecanismo psicológico, mi atadura al objeto se define muy a mi pesar y lo trasladoplásticamente desde la carga y el servilismoque me genera su posesión. En está exposición elaboro una teoría de proyecto, de la reflexión y proyección del yo en mi territorio privado, escaparate de la cultura y técnica de una época.

En un primer término existe una querencia al objeto, en este caso todo el signo casa y los objetos que lo personalizan y le dan vida, pero el descubrimiento de sus defectos , de la inadecuación de sus propiedades a lavida cotidiana, a las relaciones personales crean un interrogante y una angustia individual que posteriormente se trasladará al plano artístico.

La costumbre del objeto nos ata a un territorio familiar, cercano, pero no por ello deshaucíado de conflictos y decepciones. Pesados sacos, mochilas perpetuas que transforman los deseos en necesidades y en anclajes existenciales y disuasorios.

El crítico Harold Rosenberg fue el primero en utilizar el término “anxious objects”, objetos de ansiedad, para describir un arte moderno que nos inquieta y nos hace dudar. Nos obliga a desconfiar de nuestras reacciones rutinarias y a desarrollar una capacidad crítica. Extrapolando la cita anteriormente referenciada, mis objetos artísticos plantean un escenario de ansiedad, el objeto es una carga heredada para el habitante de la casa contemporánea.

1. Benjamín, Walter. Imaginación y sociedad. Iluminaciones I. Taurus, Madrid, 1971. Pág58.
2. Moles,Abraham. Página 15, Teoría de los objetos Edición G.G.S.A. Barcelona, 1975.
3. Moles, Abraham. Página 11, Teoría de los objetos Edición G.G.S.A. Barcelona, 1975.


Vista de la exposición.


Vista de la exposición.


"DOS SILLONES" 2005.
Estructura de hierro y skay. 100 x 62 x 70 cms


Vista de la exposición.


"SILLON NEGRO", 2005.
Collage sobre madera. 200 x 100 cms.


"IDEACOVA", 2005.
Letras de hierro. 161 x 300 x 9 cms.