MIGUEL FRUCTUOSO Imprimir

"Nada".
Exposición individual en la Galería Fúcares de Almagro.
Inauguración: 5 de junio de 2004. Hasta el 10 de julio.

NADA:
(del lat. (res) nata, (cosa) nacida). F. No ser, o carencia absoluta de todo ser. Era u. Alguna vez c.m. II 2. Cosa mínima o de muy escasa entidad. II3. pron. Indef.. Ninguna cosa, negación absoluta de las cosas, a distinción de la de las personas. II 4. Poco o muy poco en cualquier línea. Pasó por aquí hace nada. II 5. adv. Neg. De ninguna manera, de ningún modo. II ahí es , o ahí que no es . Locs.interjs. coloqs. no es nada . II antes de, loc. Adv. Antes de cualquier cosa. II como si. Loc. adv. Sin dar la menor importancia. Hablan de milenios como si nada. II 2. Imperturbable, inconmovible. Le amenazamos y él como si nada. II de. Loc. adj. De escaso valor, sin importancia. Un librito de nada. Una cuestión de nada. Cosa de nada. II2. expr.U.c. respuesta cortés cuando a alguien le dan las gracias por algo. II en. Loc. adv. En muy poco. En nada estuvo que riñésemos. II más. Loc. adv. No más. II menos. Loc. adv.U. para ponderar la autoridad, importancia o excelencia de alguien o algo. Nada menos que el Papa lo ha dicho en una encíclica. II menos, o menos que eso. Locs. Advs.U. para negar particularmente algo, encareciendo su contrario. II no es . Loc. Interj.. coloq.U. Para ponderar por antífrasis algo que causa extrañeza o que no se juzgaba tan grande. II no ser. Fr.U. Para minorar el daño producido por un lance o disgusto. II para. Loc. adv. Coloq. De ningún modo, en absoluto.

Existe en estos cuadros densos, matéricos, donde lo gestual deforma arquitecturas contemporáneas originalmente serenas, una visión del mundo crítica, necesaria para alguien comprometido con su tiempo. Hace referencia a una larga tradición no sólo pictórica, también filosófica existencialista la cual el conocimiento produce dolor.

Es esta una tésis en que arte y vida están inseparablemente unidas, en donde el hecho artístico es necesariamente político, de la misma manera que las Pinturas Negras de Goya no se pueden entender como un mero producto artístico: esta consideración sería reduccionista e incompleta. Fructuoso recoge todos estos testimonios planteándose la vieja máxima de Adorno según la cual es imposible escribir poesía después de Auswitch. En esta serie, de una intensidad poco común, se encuentra presente otra de las constantes en el trabajo de Fructuoso: la vigencia de la pintura como lenguaje capaz de expresar, de narrar. Las referencias no se ocultan en estas pinturas, al contrario, se hacen evidentes en un discurso que habla de Arquitectura. La densidad matérica, la reducida gama cromática y la presencia del gesto constituyen la base de una serie compacta, rotunda, sin concesiones, extremadamente personal.