BLEDA y ROSA
Imprimir


"Hombre de Ceprano". Campogrande, 2006.
Fotografía color adherida a metacrilato mediante silicona y marco de nogal pulimentado mate. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Mandíbula de Banyoles". Banyoles, 2005.
Fotografía color adherida a metacrilato mediante silicona y marco de nogal pulimentado mate. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Hombre de Pekín". Zoukudian, 2005.
C- print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Hombre de Orce". Orce - Venta Micena, 2005.
C-print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.

Exposición individual en la Galería Fúcares de Madrid.
Inauguración: 16 de marzo de 2006. Hasta el 22 de abril.

Con El origen de las especies, Charles R. Darwin pone en entredicho el relato bíblico y abre, en el siglo XIX, el debate sobre el origen del hombre. En ese mismo siglo, en 1848, se descubren en Gibraltar los primeros restos fósiles humanos, en 1856 un naturalista alemán, Fuhlrott, encontró restos en el valle de Neander, que atribuyó a un ser intermedio entre el simio y el hombre. Huxley demostró que los cráneos encontrados en estos lugares pertenecían a una misma raza humana desaparecida. Nace así la prehistoria y la paleoantropología y con ellas la necesidad de cerrar el árbol de la evolución humana.

Recientemente un equipo de científicos franceses y del Chad ha hallado un cráneo casi completo, acompañado de dos fragmentos de mandíbula inferior y tres dientes, del que se cree que corresponde a un varón deuna especie de homínido y al que se ha denominado “Tomai”. El reciente hallazgo en la región de Toros-Menalla en el desierto de Yurab, en el norte de Chad, ha revolucionado el mundo de la antropología ya que se trata de un homínido con una antigüedad de entre 6 y 7 millones de años y que parece ser el último ancestro común entre el chimpacé y el género Homo.

En esos casi dos siglos transcurridos entre el primer hallazgo y los últimos descubrimientos de Chad se ha ido generando una especie de mapa geografico y temporal sobre el origen de nuestra especie.

Una sucesión de fechas , especies, equipos científicos y lugares sobre los que queremos que se asiente nuestro próximo trabajo.

Proponemos con este nuevo proyecto un recorrido físico por las diferentes teorías de la evolución humana desarrolladas durante los siglos XIX, XX, XXI que han situado el origen del hombre, dependiendo de los hallazgos científicos del momento, en distintos espacios geográficos. Un paseo por los lugares donde en algun momento se situó el primer hombre y por la propia historia de paleoantropología. El valle de Neander, la sierra de atapuerca, el lago Turkana, la cueva d´Aragó, el desierto de Yurab o el valle de Rift.

Paisaje, socialización y hábitat. Aspectos ligados a las diferentes especies durante el proceso de hominización nos sirvan ahora como punto de partida para el desarrollo teórico y estético de nuestro trabajo.

Los descubrimientos de The Red Lady of Paviland en Gales, el primer cráneo neanderthalensis de Gibraltar, los Homo Sapiens (moderno) encontrado en Cro- Magnon, los individuos pertenecientes al Homo antecesor de Atapuerca, el Homo Heidelbergensis que toma su nombre de la localidad germana donde se encontró en 1908 su primer fósil y El hombre de Tautavel encontrado en la cueva dÁragó serán el inicio del trabajo, nuestra excusa para generar un catálogo de lugares marcados por épocas bien diferentes, la que hizo de aquellos espacios el habitat de esos primeros individuos y espacio de trabajo y de culminación o inicio de nuevas teorías sobre la evolución para diferentes grupos científicos.


"Mandibula de Sitges", 2005.
C-print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Hombre de Cro-Magnon". Les Eyzies de Tayac, 2004.
C-print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Cráneo 5". Cueva Gran Dolina, 2003.
C-print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Homo erectus europeo". Tautavel, 2003.
C-print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Homo antecessor". Sierra de Atapuerca, 2003.
C-print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Homo neanderthalensis". Valle de Neander, 2004.
C-print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Mandíbula de Mauer". Mauer, 2004.
C-print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Hombre de Tautavel". Cueva de l'Arago, 2003.
C-print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Cráneo de Gibraltar". Forbes Quarry, 2003.
C-print montado sobre plexiglas. 124 x 222 cms. Edición 5.


"Craneo de Gibraltar". Forbes Quarry, 2003.
Fotografía adherida a metacrilato. 85 x 150 cms. Edición 5.